El ácido fólico es una vitamina que pertenece al complejo B, conocida como vitamina B9 o folatos, que necesitamos todos en más o menos cantidad. Esta vitamina favorece la absorción de los nutrientes por parte del organismo y promueve la regeneración celular, por lo que se convierte en una vitamina muy aconsejable para las embarazadas.

No solamente es importante tomar las cantidades adecuadas durante el embarazo, ya que una deficiencia de ácido fólico, podría conducir al desarrollo de trastornos de salud o a la pérdida del cabello, además de provocar envejecimiento prematuro.

En el siguiente artículo voy a contarte qué es el ácido fólico y cuáles son sus beneficios.

 
¿Qué es el ácido fólico?
El ácido fólico es una vitamina B que contribuye a la formación de hemoglobina y otras proteínas. Su principal indicación es para mujeres en edad fértil, no obstante se recomienda mucho en casos de anemia. Pero si estás embarazada o quieres estarlo, debes empezar a potenciar tu consumo de ácido fólico.

Se acostumbra a hablar de lo necesario que es el ácido fólico para prevenir malformaciones en los fetos provocados por defectos en el tubo neural. Por lo tanto, si estás embarazada y llegas al embarazo con un nivel de ácido fólico elevado, tienes hasta un 70% menos de posibilidades de tener un bebe con labio leporino. Este tipo de deformaciones ocurren al principio del embarazo, de aquí la importancia del consumo de ácido fólico antes de conocer el estado de embarazo. No es una garantía total, pero hay que decir que influye en un elevado nivel.

Por otro lado, también se habla de la relación entre el nivel de ácido fólico durante el embarazo y el desarrollo posterior en la infancia de alergias en el bebé. Los estudios más recientes, han desmentido que haya relación alguna entre las dos variables, pero no han podido desmentir la relación entre su influencia y la prevención de enfermedades de corazón y cáncer.

¿Cuáles son los beneficios del ácido fólico?
El ácido fólico aporta muchísimos beneficios al organismo, y no solo a las embarazadas:

Fortalece el cabello: consumir regularmente vitamina b9 o ácido fólico, promueve la reparación celular que fortalece las raíces del pelo.

Previene la anemia: consumir vitamina b9 ayuda a evitar el desarrollo de anemia. Esta enfermedad, se caracteriza por la disminución de hemoglobina y la falta de hierro, que causa un debilitamiento en la estructura capilar, las uñas y la piel.

Absorbe los nutrientes: el ácido fólico metaboliza de forma eficaz las proteínas, grasas e hidratos de carbono. A su vez, participa en la absorción de varios nutrientes que son importantes para la salud. Así, una ingesta regular de este ácido combate la alopecia.

Prevención de malformaciones durante el embarazo: tomar la cantidad correcta de ácido fólico antes y durante el embarazo puede ayudar mucho a prevenir anomalías y malformaciones.

Ayuda al crecimiento de los tejidos: además de trabajar junto otras vitaminas, el ácido fólico ayuda al cuerpo a usar y crear nuevas proteínas, producir ADN, colaborar con el crecimiento de los tejidos y estimular la formación de ácidos digestivos.

 

 
¿Dónde encontramos ácido fólico?
Consumir ácido fólico es muy fácil, ya que muchos de los alimentos que tenemos a nuestro alcance llevan este componente de forma natural:

– Cereales

– Espárragos

– Algunos frutos cítricos como la naranja y el pomelo

– Verduras de hojas verdes como las espinacas, el brócoli, la lechuga, etc.

– Lentejas

– Frutos secos

No obstante, la forma más cómoda de tomar este componente en cantidades respetables cuando se está embarazada, es recurrir a extras de complejos vitamínicos, como el famoso Natalben Supra. El mismo medico aconseja a las mujeres embarazadas a tomar un complejo vitamínico con la cantidad exacta de microgramos que deberían tomar de ácido fólico para mantener una dieta saludable.

Nuestro organismo, absorbe un 85% del ácido fólico que se encuentra en los alimentos que llevan este componente y el 100% del ácido fólico de los suplementos vitamínicos. Se entiende que recurrir a los complejos vitamínicos, sea la forma más práctica, y no deja de ser saludable, pero nunca está de más tomar ácido fólico de forma natural a través de los alimentos.